lunes, 10 de junio de 2013

Penumbra




Te adentras en la distancia
y llueve lenta penumbra
en el recuerdo.

No me opongo al desatino
de no haberlo intentado
seriamente.

Aprendí, como siempre,
cosas nuevas.

Me rendí al hechizo
de lo aparente.

Velará mi corazón
el resplandor libertario...

Y réquiem por el solitario
naúfrago del olvido.

  
Mariaje López.



Si lo deseas, puedes dejar un comentario.


10 comentarios:

  1. Nunca supe si estas cosas se escriben con el alma o el corazón, ni en qué momento surgen, pero gustan. La foto me encanta, se puede interpretar de muchas maneras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el ser entero, Tucho, con el ser entero. En la lentitud de la tristeza, una tristeza maestra y sanadora. Recuerdo bien aquellos días, una época de grandes transformaciones. He aprendido creo, a seguir transformándome sin esas catarsis, sin quedar arrasada al paso de esos magmas violentos. Y luego quedan esos paisajes lunares, como los del Teide, llenos de majestad serena pero en ella, dejada la constancia de su fuerza.

      Eliminar
  2. Uy, Mariaje... Mal momento para leer tu post he escogido yo. No sé si porque estoy deseando ya ir a Cacabelos a cargar pilas o porque estoy en una fase de morriña absouta, pero el caso es que tu lectura me ha hecho revivir muchos sentimientos que, a poco que rasque, se empeñan en volver una y otra vez a la superficie. Tu post me habla de añoranza y pérdida (quizá sea solamente mi estado de ánimo, entregado sin reservas a la nostalgia, ya te lo reconozco yo) y en esas estoy ahora mismo. Añoranza por los lugares mágicos en los que he vivido durante once años (los paisajes, la luz, la gente, el clima, pero también el folklore y la tradición gallegos son únicos en el mundo) y pérdida por aquellos que quedaron allá y que no voy a volver a recuperar jamás. Así que permníteme que, desde aquí, rinda mi más profundo tributo a mi particular "naúfrago del olvido". Va por ti, Carmen. Donde quiera que estés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te quise contestar antes, pero el 3G me da problemas con el iPad.
      No es extraño que sientas nostalgia. Han sido muchos años y muchas vivencias, en una tierra como la de Galicia, mágica. Y más Santiago, con la carga que tiene. Dale su tiempo a la melancolía, que es buena maestra, siempre que no te instales en ella. Acoge su lentitud, aunque sea solo de dos minutos, y saboréala. Y vaya por Carmen, y por tí. Un abrazo grande.

      Eliminar
  3. Si Mariaje, ahí estoy. En la tristeza, la lentitud, que a la vez me despierta para encontrar respuestas. Gracias por tu bellas palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quiero profanar tu santuario. Pero estoy atenta a tu llamada. Muy atenta. Cuenta con Mariaje, sabia amiga.

      Eliminar
  4. Desde esa ventana que da al Cantábrico, en las primeras horas de la mañana, contemplo el mar acompañada con el canto de los pajaríllos, una suave brisa balancea las flores de la adelfa .... saludos Mariaje!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me has transportado al quicio e esa ventana, y me has llenado de paz. muchas gracias y un beso

      Eliminar
  5. Tu poesía es bella, se lea cuando se lea. Te quiero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Arancha. La belleza también esta en los ojos del quien lee. un abrazo enorme.

      Eliminar