viernes, 30 de mayo de 2014

Aly Herscovitz. Cenizas en la vida europea de Josep Pla.



Aly Herscovitz

Josep Pla tuvo una amante en Berlín, en los años 20. Se llamaba Aly Herscovitz y era judía. Lo único que se sabía de ella era lo que Pla escribió en un texto breve, recogido en su libro Notas dispersas. Aly tuvo un trágico final, contaba vagamente Pla.

Los autores han investigado a partir de ese texto y el resultado es este libro digital. Su investigación ha dado lugar a una serie de reflexiones sobre el Holocausto y el conocimiento que se tiene de él, adquiriendo unas dimensiones extraordinarias.

Se trata de una gran historia real, trágica, europea. Una investigación que hicieron cinco escritores colaborando durante tres años desde sus respectivas ciudades: Sergio Campos (Berlín), Eugenia Codina (Rotterdamm), Marcel Gascón (Bucarest), Arcadi Espada (Barcelona) y Xavier Pericay (Palma de Mallorca).

Los autores encargaron el diseño del libro a Verónica Puertollano -mi hija-, para colgarlo en internet. Es algo así como un blog, pero no exactamente un blog. Un blook, lo llamaron ellos, (book + blog). Verónica es la responsable de su aspecto actual, y de la narrativa estrictamente digital: ilustraciones, fotos de apoyo, links, vídeos, etc. Los textos de Pla leídos por Ramón Fontseré, de Els Joglars, no tienen desperdicio.

jueves, 22 de mayo de 2014

Caminos en la lluvia

Foto: Mariaje López -Suarbol (Puerto de Ancares).



Envuelta en mi gastado manto me lancé al camino.
Dejé atrás el ruido y los atardeceres huecos.

A través del bosque la intuición me guía,
pues ya no sirven las huellas de otros pasos.



En el valle me aguarda la reina de los días,        
vestida con su abrigo de lluvia sagrada.              

En su rostro de agua y tierra reconozco el mío,
y sé que he encontrado el sitio que buscaba.      



Mariaje López.

Si lo deseas, puedes dejar un comentario.



miércoles, 14 de mayo de 2014

Todos los días tristes.

Foto: Mariaje López


Todos los días tristes aprendo algo.

Desacelero, estudio mis gestos, me hundo en el silencio... y allí, en el recóndito agujero que se abre paso en mi alma, busco respuestas.

Me pregunto por qué algunos días la belleza se esconde, y otros me muestra sus encantos. No me habla de sus flores los días tristes, me habla de sus raíces.

La soledad bienhallada es elocuente, y su voz canta como el agua pura. Nunca el sol me abraza tanto como cuando estoy triste; ni me arropa el día como un amigo distante pero presente.

martes, 6 de mayo de 2014

Aquello que me cuesta perdonar.





Una vez me preguntaron qué no perdonaría en una pareja. No tardé mucho en responder:

No tengo demasiado miedo de que una relación se acabe. He vivido sola durante años y sé lo feliz que puedo ser sin compañía. Puedo hacer frente a la circunstancia, aunque sea dolorosa, de que él tropiece con un nuevo amor, o de que un reencuentro con otro amor del pasado le suscite una peligrosa nostalgia.
Puedo planteármelo y no morir de ansiedad porque sé exactamente lo que valgo, y allá cada uno con sus comparaciones. Así que tampoco temo demasiado a eso.

En la pareja, como en la amistad, sólo temo de verdad aquello que me cuesta perdonar;  sólo temo de verdad a la mentira
.





Mariaje López.

Si lo deseas, puedes dejar un comentario.