miércoles, 20 de julio de 2016

Tiempos de cólera

















Vivir,
en la violencia sorda que destroza el oído
a golpes de locura oculta entre los pliegues.

Vivir,
y olvidar que acecha, que amenaza,
para poder sonreír en las aceras pobladas,
para dormir el sueño de la luna blanca,
de las estrellas que no vomitan al alba.

Vivir,
ahuyentando el estrépito hasta que te alcanza,
hasta que la noche y el dolor te atrapan,
y respirar,
para dejar de preguntarte cuándo vivir
se convirtió en una trampa.


Mariaje López.


Si lo deseas puedes dejar un comentario.

3 comentarios:

  1. Es que la vida es una trampa, en efecto, donde unos son tramperos y otros los atrapados (siempre los mismos)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apena llegar a esta visión.

      Eliminar
    2. Me apena llegar a esta visión.

      Eliminar