viernes, 16 de septiembre de 2016

Cerrar los ojos



En Blanes, un invierno de sueños blancos y felices juegos.


Cerrar los ojos y volver a la mirada luminosa y atónita de los días de sol, a los geranios y las canciones en el patio, a las risas de hierbabuena y membrillos en los armarios.

Cerrar los ojos para abrir las mañanas de aventura, de hormigas y caracoles, de vestir y desvestir muñecos alimentados con pétalos de margaritas.

Cerrar los ojos para jugar en calles encharcadas sin asfalto, engalanadas de truques y rayuelas. Elíseos infantiles de bajo coste, rincones azotados por las deshilachadas combas de saltos infinitos, laberintos de carreras, de sonrisas cómplices y tropezones.

lunes, 12 de septiembre de 2016

El mundo de la línea infinita: Reencuentro (Extracto)


Llegamos al fin de la serie, y te dejo aquí el extracto de la sexta y última historia de El mundo de la línea infinita. Espero que lo hayas disfrutado. Abajo enlaces a las otras cinco. 





—Quizá esté muerta —dijo el árbol.

—¡Oh, no digas eso! –gimió el pájaro azul.

—Preferiría equivocarme.

—¿Nadie ha venido a buscarla? —Observó un rato en silencio, y añadió— ¿Quién será?

—¿Es que no lo sabes?

—¿Tendría que saberlo? —respondió el otro sorprendido.

-—Tal vez sí. Te enamoraste de ella cuando era una niña.

El ave lo miró perplejo.

lunes, 5 de septiembre de 2016

El mundo de la línea infinita: Nostalgia (Extracto)


Seguimos con el extracto número cinco de El mundo de la línea infinita: Nostalgia. De los precedentes hay enlace abajo. 




Ramón fue el primero en acostarse; ella todavía se quedó un rato en el cuarto de baño. El espejo era un testigo fiel y sin concesiones. Se enjuagó la boca, se lavó la cara, y volvió a contemplarse: en su mirada, tras una neblina permanente, brillaba una llama lejana y enigmática; era algo cuya naturaleza no alcanzaba a comprender, ya que contrastaba abiertamente con su naturaleza alegre. “Nostalgia, le había dicho su marido en varias ocasiones. La primera fue siendo novios. Le extrañó aquel comentario, pues realmente no añoraba nada. Como Ramón insistía, le punzó la curiosidad. Buscó en el diccionario el significado de la palabra y halló dos definiciones posibles: