martes, 13 de octubre de 2020

Cuando lo irremediable te alcance

 


Cuando te alcance lo irremediable no rechaces sus lágrimas. Deja que persigan el rastro de tu herida tierna. Cuando lo irremediable te alcance de nada servirá que corras, sin aliento, para atrapar el alba. 

De nada valdrá que supliques, que inventes palabras nunca dichas para fortalecer tus ruegos. Que lo niegues una y otra vez todo. 

Gritar no te servirá de nada, de nada te servirá callar. De nada querer dar marcha atrás al tiempo. Cuando lo irremediable te alcance solo te quedará el recuerdo de aquello que perdiste. 

Recoge los pétalos caídos para cubrir tu corazón hambriento. Deja que abonen tu sonrisa de perfumes lejanos. Constata que lo irremediable es hijo de lo posible. Es tarea tuya que no haya sucedido en vano. 

Cuando lo irremediable te alcance posa en ello tu vista saciada de preguntas, y escucha los susurros para seguir tu camino reconciliado y en paz. Recibe con apertura el hoy para que el mañana te abra los brazos como a un hijo que llega fatigado de un largo viaje. 

Cuando te alcance lo irremediable traza surcos con tus lágrimas y hazlo sin prisa. Arroja lejos de ti todo lo que no sea compasión. 

Cuando lo irremediable te alcance déjale caminar contigo hasta que agote su tiempo y encuentre su posada. 


Mariaje López. 

Tu escritora personal por Mariaje López se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial.

martes, 6 de octubre de 2020

Hacia la luz

 



 Corre... ¡corre! No te detengas, no dejes que te alcancen, no mires atrás. Corre hacia la luz. Y cuando estés de su lado, vuélvete un instante y salúdame con la mano, con un "hasta siempre". 

Porque entonces ya nada nos separará, tal y como siempre anhelaste. Vendrás a vivir en mi corazón para no marcharte ya nunca. Donde ya no te dañará nada, ni habrá nada que temer. 

Corre... ¡corre hacia la luz! No dejes que nada te detenga. Es hora de alcanzar la paz y el descanso para tu alma herida. Yo permaneceré aquí, acompañando tu carrera final. Esperando tu sonrisa desde este lado para decirte "hasta siempre". 

Corre... ¡corre! Y espérame en la luz. 


Mariaje López  ©


Tu escritora personal por Mariaje López se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial.

martes, 7 de julio de 2020

-18- Serie de relatos "Obras de la pintura". A TRAVÉS DE TI


Inspiration, de Inés Longevial


Quiero atravesar tu esencia, tocarte sin herir, abandonar el perímetro de tu superficie y dejar el tiempo flotando en el abrazo constante. 

Quiero emborronarme de suspiros alados, sin cortarme con el filo de las palabras que a veces no nos decimos. Esa creencia de no saber amarte sin que nos lastime, ese absurdo de no abrir la luz en el sótano de las esquivas miradas

viernes, 3 de julio de 2020

-17- Serie de relatos "Obras de la pintura". EN UN TWEET




Pintura: En un tweet, de Nuria Ruiz-Vernacci

Una frase calculada y la vida se queda al margen. Quieres negarme la risa en una frase donde solo cabe un momento. Un momento capaz de nublarla, cierto, mas eso también pasará con la celeridad del próximo tweet. Tan barato como tu amor, tan ligero como tu olvido. Tu desdén también quedará atrás, por poca huella que deje. La rodada que hoy marca mi corazón y que mañana cicatrizará en mi alma. 

sábado, 20 de junio de 2020

-16- Serie de relatos "Obras de la pintura". ACASOS

(Título desconocido) Pintura de Bato Dugarzhapov

¿Y si de pronto me envolviese la luz?

¿Y si me cegara el paisaje acotado de plenitud intacta?

¿Y si las sombras se vistiesen de azul olvido?

¿Y si la vida fuera la mesa puesta con flores en un jarrón?

¿Y si el tiempo fuese el océano acariciando el cielo?

¿Y si pudiera quedarme enteramente aquí, respirando la dicha del amor constante, del continente virgen, de la mirada paciente y la sonrisa mecida?

¿Y si la paz fuese una esquina del mundo con balcones al mar? 


Mariaje López  ©

Pintura: Título desconocido, Pintura de Bato Dugarzhapov


Tu escritora personal por Mariaje López se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial.

viernes, 12 de junio de 2020

-15- Serie de relatos "Obras de la pintura". EL PASEO


A caminhada de Margarete, de Edivaldo Barbosa de Souza


Cuando Margarita sale a pasear se lleva a los perros. Del resto intenta olvidarse. Prefiere fundirse con el sol en los charcos, teñirse de verde las pupilas, amainar los oídos con la voz del viento, y empaparse de las aguas celestes cuando llueve. 

Desea que el sendero la lleve donde quiera, que la acune en su reposo, que los árboles la reclamen como savia suya, que el silencio le cante entre las ramas su partitura antigua. Y que la luz aliente sus cansados pasos, fugitivos del grito pendenciero y de las risas que vuelven de vacío. 

sábado, 6 de junio de 2020

-14- Serie de relatos "Obras de la pintura". EL DESPIDO


Homeless, de Thomas Kennington

Cuando la mujer escuchó tras de sí el ruido blando del golpe contra el suelo, reconoció su origen al momento.

—¡Thomas!

A Virginia la habían despedido de su empleo en la mansión de los Hamilton cuatro semanas antes, cuando estalló el escándalo al clarificarse la identidad de Thomas como hijo bastardo de Lord Hamilton.

miércoles, 3 de junio de 2020

-13- Serie de relatos "Obras de la pintura". LAS VACACIONES SOÑADAS


(Sin título) Ilustración de Bernie Fuchs

Era el último día de las vacaciones. Laura y Pablo desayunaron tarde en la terraza de la habitación, entre aromas de café cubano y brisa salobre. El ponto ajustaba su contorno al cielo diáfano, como una falda cerúlea de lentejuelas que titilaban mecidas en el vasto paisaje. El calor no era excesivo todavía. 

Bajaron a la cala privada del Gran Hotel Emperador para nadar un poco y tostarse unos minutos al sol. Después hojearon un par de revistas a la sombra, degustando una cerveza helada y escuhando la respiración del mar hasta la hora del almuerzo.

lunes, 1 de junio de 2020

-12- Serie de relatos "Obras de la pintura". SIRENAS



Sirens Bathing on the Sea Shore, de Georg Janny

En la garganta de nuestras playas las mareas se estancan; dejan que su cristal se amanse, ajeno a las propiedades físicas del océano. Las paredes argénteas se alzan protectoras, beatíficas e inaccesibles, y el sol en retirada baña con oro las que su aliento alcanza, mientras las demás se resisten en la sombra acuosa, ásperas y engalanadas de guirnaldas y de pájaros. 

Aquí venimos cada tarde a despedir el día con los hijos del mar, donde antes que nosotros chapotearon las sirenas, en el frescor transparente de las aguas de jade, entonando canciones de arena sumergida y de corrientes fugaces. Ellas nos encontraron sobre los restos del naufragio, y nos trajeron aquí, a su mundo secreto vedado a los demás humanos. 

jueves, 28 de mayo de 2020

-11- Serie de relatos "Obras de la pintura". LA INOCENCIA


Vista de un jardín, de Johan Krouthén

El doctor Ernst Boman apareció en la puerta del jardín vestido elegantemente. Se quedó allí inmóvil, con el sombrero en una mano y el bastón en la otra, contemplando la idílica escena que en otros tiempos no muy lejanos y en plena batalla, compuso su fantasía para ayudarle a sobrellevar su angustia, y que ahora se materializaba en el fondo de aquel pequeño reducto creado para el descanso. 

La pequeña Gudrum, sentada en el césped entre arriates floridos, perseguía absorta a los pequeños seres que poblaban aquel universo verde, supervisada por su madre, la joven señora Boman, de nombre Mechtild, que de cuando en cuando levantaba la vista del poemario que esa misma mañana le regalara su esposo. A la caída del sol, irían dando un corto paseo por el bulevar central, donde estaba el restaurante en el que el doctor había reservado una mesa para celebrar el vigésimo séptimo cumpleaños de su esposa.