domingo, 20 de mayo de 2018

Página en blanco



La sequedad literaria, como la mística, tortura a veces como la sed en un desierto limpio de voces. Es un vacío al que nada interesa ni motiva, un emisario que no encuentra rutas para expresar lo que murmura el alma. 

No hay más remedio que lanzar la pluma solitaria a desgarrar la piel de la blanca página, celosa de su pureza. Hay que pedirle al bolígrafo que dibuje trazos alocados, que no se detenga aunque no sepa lo que le lleva ni adonde va. 

viernes, 11 de mayo de 2018

Unos minutos de calma


Foto: Mariaje López


Me gusta reservar, si puedo, unos minutos durante el día para cerrar los ojos, concentrarme en mi respiración, y dejar que mi mente se relaje libre. Tanto si dejo de hacerlo por un tiempo, como si persevero, en ambos casos los resultados se aprecian, y he notado que esta práctica favorece la creatividad.