jueves, 18 de marzo de 2021

-22- Serie de relatos "Obras de la pintura". A VECES, LA FELICIDAD

 

Los enamorados, de Richard Macneil

    A veces la felicidad tiene forma de paseo al sol, y va cogida del brazo de ese hombre al que amas. A veces la felicidad te roza la nuca como la caricia tierna de una madre asustada. A veces la felicidad es una vereda despoblada, bendecida por insectos y pájaros que aguardan la primavera. 

    A veces la felicidad te refresca la cara como una brisa antigua, o se extiende como un espejo a tus pies; delicada, sin límites ni preguntas. A veces, la felicidad es un fractal anclado en en las orillas del tiempo. 

    A veces la felicidad es un balcón con una mesa y dos sillas, y tres macetas en flor. A veces, casi siempre, la felicidad es un ruiseñor que te canta cada día, pero al que casi nunca escuchas. A veces la felicidad sois él y tú, en una tarde de sol, en cualquier camino.  


Mariaje López.
Tu escritora personal por Mariaje López se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial.

Pintura: Los enamorados, de Richard Macneil

2 comentarios:

  1. Salayero4/4/21 19:45

    Escritora, no cabe duda que la felicidad viene de lo cotidiano y de la sensación de disfrute de esas cosas que son sencillas pero traen aparejada esa sensación interna de disfrute que no lo podría mejorar lo extraordinario, que por muy bueno que sea, siempre es ocasional. Hermosa glosa Escritora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, o yo lo creo. Lástima que no demos a lo ordinario la importancia que tiene. Gracias Salayero.

      Eliminar