martes, 15 de julio de 2014

Wadi Rum, el desierto rosa.

Hoy te dejo el post también en audio con una bella música de Omar Faruk.



Foto: Mariaje López


Hubo una vez un mar... que en parte se evaporó, y en parte se tragó la tierra. Ahora es un desierto llamado Wadi Rum. Un bello desierto de arena rosa, donde incluso llueve algunas veces.

En el desierto rosa las dunas no se mueven, reposan eternamente, como niñas en el regazo de montañas que parecen cera derretida.

Foto: Mariaje López


Foto: Mariaje López


En Wadi Rum hay llanuras sin límite y colores que los peces envidian, una luna que te besará la piel sin remilgos, y estrellas mas luminosas de lo que nunca has visto.


Imagen fuente: http://101lugaresincreibles.com

Foto: Mariaje López

En el desierto rosa amanece, y el sol despierta en ti la misma vida que seguirá en tu pecho cuando duermas. A lo lejos, los camellos ensartados en hilera avanzan con sus fardos cadenciosamente, obedientes al amo que les guía y ajenos a los  ruidos de otros mundos.


Imagen fuente: http://101lugaresincreibles.com


Aquí la libertad no se esconde; se respira a pulmón libre, y tú no buscas silencio, porque él te encuentra. La paz acude a ti como una novia entregada, y en la quietud de sus besos te olvidas de por qué viniste y de por qué te irás.


Foto: Mariaje López


Delante de Los Siete Pilares de la Sabiduría, podrías reformatear tu vida si quisieras, y si quisieras hasta podrías nacer otra vez. Wadi Rum tiene una luz cegadora que ofrece a todos, aunque sólo la aman los que son valientes para abrir los ojos. Pero sus estrellas alumbran las noches de los afligidos, y el viento que modeló las rocas silba viejas canciones en su oído. 


Foto: Mariaje López


Foto: Mariaje López
 
En el desierto rosa hay petroglifos, testigos grabados de primitivos ancestros y lugares santos, antes aun de que los nabateos llegaran desde Saba y montaran aquí sus tiendas; jaimas con olor a hierbas secas y especias. Miro a los niños beduinos y me pregunto si les sería ya posible vivir en una ciudad sin ahogarse.


Para Lawrence de Arabia y muchos más, éste es el desierto más bello de la tierra. Y en sus secretas bodegas guarda un tesoro que lo hace más precioso todavía: todo el subsuelo es una inmensa bolsa de agua fresca y pura, capaz de abastecer a gran parte de la península arábiga durante muchos años. 


En Wadi Rum, el tiempo -ese águila que vuela con la vida en sus garras-, se aquieta y espera silenciosamente. Cada día en el desierto es un viaje al interior de tu abismo, no para hundirte en él, sino para convertirlo en sima donde contemplar el mundo sin prisas y a tu ritmo. En Wadi Rum todo es cierto, y todo tiene sentido.






Foto: Mariaje López


Mariaje López. 

Si lo deseas, puedes dejar un comentario.













8 comentarios:

  1. Mariaje.....pero como escribes tan bonito! !.....dan ganas de cerrar los ojos y al abrirlos estar en ese lugar.
    Me gusta que vayas aportando experiencias nuevas. Oir tu voz con esa música tan bonita es relajante.
    Un abrazo fuerteee! !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, me alegra que te transmita esa sensación. También juega tu sensibilidad, que es grande. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Qué fotografías! !..........una pasada! !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias otra vez. La verdad es que con paisajes así, salen casi solas.

      Eliminar
  3. Visto y oído, jordana por unos días. Hay personas que mantienen sus cinco sentidos intactos hasta la muerte, pero tu te empeñas en apurarlos al límite y lo demuestras cada vez que le das un bocado a la historia y te meces en su misma cuna. Gracias a ti viajo desde mi butaca, cómodamente, consciente de que sería incapaz de captar todo lo que tu captas por muy presente que estuviera en los mismos lugares que tu describes tan pacíficamente. Ya no sé si te envidio por los viajes que haces o por los sentidos que tienes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tucho, de sobra has demostrado en tus escritos que tus sentidos funcionan de maravilla. Ves muchas cosas que yo no veo y es una suerte que podamos compartirlas y enriquecernos. Te considero uno de mis mejores hallazgos.

      He visto tu despedida vacacional en Post55 y ya te comento allí, pero desde esta casa también quiero desearte que pases unos días, semanas, meses, maravillosos disfrutando de todos los tuyos. :)

      Eliminar
  4. Mariaje, qué sensibilidad. A veces viajo muy lejos en busca de palabras hermosas. A veces están al lado de casa y no lo sabía
    El Wadi Rum es muy especial. Me encanta su luz y su noche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel, palabras hermosas las que me dejas. Sobre todo por venir de quien conoce el lugar del que hablo, de quien lo ha fotografiado, y de quien tan bien escribe. Ha sido un placer descubrir tu blog, que con tu permiso enlazo al mío.
      Saludos.

      Eliminar