lunes, 9 de noviembre de 2020

Como te prometí

 



Estás conmigo, como te prometí,
más cerca y constante de lo que nunca estuviste.
Estás en mi respiración al despuntar el día,
en los fatigados párpados que inauguran la noche,
en la tierra de los senderos que jamás se marchitan,
en el anhelo de los cielos que pretendo,
en cada pájaro que alimento,
en cada rosa que persigo.

Estás sentado a la mesa,
recorriendo el patio,
sosteniendo el cesto de la ropa mojada cuando tiendo,
Sonriendo...
Quiero pensarte sonriendo, jovial y desagraviado.

Como te prometí al despedirnos
en aquella tarde convulsa
de flores negras y palomas erradas,
estás conmigo,
para siempre completo, bello, sosegado.

Sonriendo...



Mariaje López

Tu escritora personal por Mariaje López se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial.

6 comentarios:

  1. Escritora, ya le dije que siempre estarán con usted sus personas queridas, nunca nos abandonan del todo, hay una parte que no nos pueden arrebatar y permanece con nosotros. Y sonriendo es la mejor manera de recordarlas. Un abrazo, me alegro de leerla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo dijo, Salayero, y estuvo acertado. Esa parte que dice está demasiado imbricada en nosotros como para que nos la quiten. Otro abrazo grande.

      Eliminar
  2. Hola López, como esta vuestra merced? Imagino que irá evolucionando. Yo la verdad no se muy que decirle en estos casos. Solo se me ocurre que le mando un abrazo fuerte. Quede con Dios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recibo ese abrazo con gratitud. Uno raramente encuentra palabras en estos casos.

      Eliminar
  3. Lo único que le puedo recomendar es que continue moviendo las falanges. El movimiento siempre es bueno, nos conserva activos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo estoy preparando. Antes de mover las falanges viene bien mover el pensamiento. Siga bien Esfinge.

      Eliminar