sábado, 28 de marzo de 2020

De luz y de flores

Imagen: Pixabay


Desde mi retiro impuesto y aceptado, en una esquina del jardín recién vestido de esta primavera extraña, que se ha colado en los parques de la ciudad vacía sin acatar restricciones, sabedora de cuánto la necesitamos, no cesa mi pensamiento de ocuparse en ti. En ti que estás en la calle para que nosotros podamos seguir en casa, para que no nos falte lo esencial. Me acuerdo de ti que te encaminas a ese trabajo imprescindible, a esa fábrica, a esa farmacia, a ese supermercado, a ese hospital, a esa residencia, a ese lugar donde te dejas la piel cada día.

Y de ti que estás en una cama luchando por cada bocanada de oxígeno, de ti que llevas dos días en una butaca de ese mismo hospital esperando una cama libre. De ti que cuidas de nuestros padres y abuelos con el miedo de ser tú mismo el involuntario portador de la catástrofe. De ti que estás confinado en una habitación de tu casa preguntándote cuándo y cómo acabará todo esto. De ti que has instalado la máquina de coser portátil en la mesa del salón y buscas entre los retales tejidos que sirvan para confeccionar mascarillas lavables a 60°. 

Y también me acuerdo de ti, y de tantos otros que están recibiendo las peores noticias en el corazón de la impotencia. Y de ti, que ves peligrar el único recurso que tienes para subsistir. Y de tantos y tantos que no alcanzo a enumerar. 

No puedo sino sentir gratitud. Gracias por estar ahí. Porque sin ti todo sería mucho peor. Gracias por tu ejemplo, por tus ánimos, por tu esperanza, por tu lucha. Gracias por dominar tu miedo para que yo pueda sobreponerme al mío. Gracias por denunciar lo injusto y lo corrupto allí donde te lo encuentras. Gracias por todo y por tanto, a ti que estás ahí fuera, y a ti que estás en tu casa haciendo lo que mejor puedes: cuidarte, cuidarme, aunque no me conozcas. 

Gracias a ti y a esta primavera solitaria que como tú, llegó para regalar luz y flores, y decir adiós al invierno. 

Mariaje López.

©Tu escritora personal por Mariaje López se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial.

3 comentarios:

  1. Gracias López por este despliegue de empatia, que en definitiva es una oda para reconocer la abnegada entrega de los que hacen funcionar está sociedad y del sufrimiento de los que ahora están padeciendo.
    Gracias López por plasmar esta realidad con sus palabras.
    Usted ya sabe lo que yo la aprecio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a usted por su visita, que también es apreciada. Siga con salud. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Salayero2/4/20 17:07

      Ánimo Escritora, se acuerda usted de quien lo merece. Espero que estén bien usted y su familia. Yo voy mejor, un poco deprimido con lo que está cayendo, pero de momento la salud nos respeta. Un fuerte abrazo

      Eliminar