sábado, 7 de septiembre de 2019

Añoranza



Imagen: Pixabay

Retazos de luz intermitente, a la búsqueda insaciable de las sensaciones perdidas de la infancia. Postales guardadas en la memoria, un ángulo de habitación, hojas de recortables dispersos sobre la alfombra, un jardín preñado de misterios y refugios. Imágenes que un día tras otro resbalan entre mis duermevelas, caricias leves que huyen presurosas. 

En su contemplación irradia la faz de mi inocencia, previa a toda profanación. Hoy lloro y agradezco aquellos paraísos con sabor de caramelo, reinos saqueados de los que fui expulsada.

Fueron días de asombro y maravilla, de música intensa brotando limpia de un corazón sin trabas. Que no me culpen por mi añoranza, que no me juzguen si me obsesiona el afán de recuperarlos.

Me consuela saber que todo sigue vivo en mí, aunque este escondido en las enaguas del tiempo. Y sigo navegando entre sus puntillas de almidón, para comprender aquello que explica mi latido victorioso en este mundo de extraños.

Sé que la llama está viva y que me aguarda brillando como un faro en la tempestad.

Cada vez estoy más cerca.


Mariaje López©Tu escritora personal por Mariaje López se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario